feliz4.1
Los últimos estudios de las Neurociencias nos indican que todos podemos ser más felices de lo que somos, más allá de la genética y las condiciones sociales y culturales. Es una cuestión de aprendizaje, práctica y cambio.

La fórmula de nuestro bienestar y felicidad está en el cerebro. Así, nosotros con nuestros pensamientos, emociones y conductas podemos modificar nuestro cerebro, aumentando lo que nos hace ser más felices y disminuyendo en él, lo que nos hace infelices, en definitiva podemos cambiar el funcionamiento y estructura de nuestro cerebro para nuestro beneficio.

cerebro-corazón3

A lo largo de los años, muchos estudios científicos han relacionado las emociones con diferentes enfermedades y todos apuntan a la conclusión de que lo que sentimos como emoción da como resultado luego, lo que sentimos físicamente.

Cotidianamente, nos enfrentamos a situaciones y problemas que pueden ser de larga duración, alterando el equilibrio normal del organismo y afectando, por lo tanto, a la SALUD. Ello genera un estrés  y dolor crónico continuado, una respuesta poco adaptativa que impide que podamos ser plenamente felices.

Problemas como el estrés y el dolor crónico, la ansiedad y la depresión son cada día más frecuentes, forman parte de nuestra cotidianeidad, vivimos con ellos a pesar de que nos causan malestar y conflicto en nuestro trabajo, relaciones afectivas y familiares y en nuestro entorno social. Nos hemos adaptado a vivir en forma de lucha-huida cuando la situación la percibimos como amenaza y ello desequilibra nuestro sistema nervioso autónomo.

Podemos vivir sin dolor, ansiedad y estrés, asi como afrontar mejor las situaciones , emociones y pensamientos que nos causan ansiedad y estados de ánimo depresivo. El cambio es posible, solo necesitamos dejar de hacer siempre lo mismo.

fb Para mas información consulta nuestra pagina

SE REALIZA TERAPIA ONLINE POR SKYPE O ZOOM